¿Por qué se secan las plantas de albahaca en casa? ¡Por fin se ha desvelado la razón!

Tips 636 Visitas

¿Acabas de comprar una planta de albahaca en el supermercado y al llegar a casa está marchita? ¿Por qué ocurre esto? Tienes que actuar rápido para salvarla.

¿Quieres cultivar albahaca en casa? En pocas palabras, ¿has comprado una plantita en el supermercado y al llegar a casa se ha marchitado por completo?

Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Has tratado la planta de forma incorrecta? Los viveristas revelan las causas de esta repentina desecación.

Albahaca: ¿cómo cuidarla a diario?

La albahaca es una de las plantas aromáticas más populares en todo tipo de cocina, especialmente la italiana. Es un ingrediente especial que puede añadir un sabor único a cualquier plato. Pero cuando compras esta planta en un bote en el supermercado, a menudo se marchita nada más llegar a casa.

¿Por qué ocurre esto? La razón es sencilla: estas plantas están diseñadas para durar poco tiempo. Por eso, los consumidores compran una nueva al cabo de tan poco tiempo.

Por eso, los expertos recomiendan comprarlas sólo en tiendas especializadas. Sin embargo, aún es posible recuperar la planta del supermercado siguiendo unos sencillos pasos.

¿Por qué se seca tanto la albahaca del supermercado? Estas son las causas

¿Compraste una planta de albahaca en el supermercado y se marchitó al llegar a casa? Esto se debe a que tu planta ha estado en contacto directo con la luz artificial durante varios días a una temperatura muy controlada.

Fuera del supermercado, la planta entra en un entorno donde hay luz natural y una temperatura variable. En este caso, se marchitará o incluso morirá en poco tiempo.

Para recuperar tu planta, los expertos aconsejan colocarla cerca de una ventana para que pueda adaptarse a su nuevo entorno y temperatura.

También debes tener cuidado con el riego de la planta, ya que necesita mantenerse hidratada en todo momento. Una vez que llegue a casa, riéguela alternativamente para mantenerla bien hidratada.

También debe saber que la albahaca de supermercado puede trasplantarse a una maceta más adecuada, siempre que la tierra sea fértil y no compacta. A continuación, opte por un abono a base de nitrógeno, preferentemente líquido.

Todos estos pequeños gestos pueden ayudar a tu planta a recuperarse sin prisa pero sin pausa.

Compartir

Comentarios