Boda termina mal caso Samantha Miller

Noticias 6781 Visitas

Una boda acabó en tragedia en Carolina del Sur (Estados Unidos) después de que una mujer que conducía bajo los efectos del alcohol y con exceso doble del límite de velocidad chocara contra el vehículo en el que viajaban los recién casados que terminaron de salir de la recepción, acabando con la vida a la novia e hiriendo de gravedad al novio, informan los medios locales.

Las últimas imágenes que se mostraron de Samantha Miller y Aric Hutchinson poco antes de la tragedia, en el que debería haber sido uno de los días más felices de sus vidas, se han hecho virales en las redes sociales.

Samantha Miller, de 34 años, perdió la vida en el accidente el viernes por la noche, pocas horas después de casarse en la playa de Carolina del Sur, según comunicaron las autoridades.

El novio, Aric Hutchinson, se encuentra en estado grave en un hospital local. Otras dos personas que se transportaban con la pareja en un carrito de golf también salieron heridas.

Miller aún llevaba puesto el vestido de novia cuando recibió los primeros auxilios de paramédicos, que no consiguieron salvarle la vida.

«Mi hermana tenía 34 años de edad, deseaba ser madre. Y ahora no puede. Era una hija, una esposa, perdió la vida con el vestido de novia porque alguien tomó la terrible decisión de meterse en el coche», declaró la hermana de la novia, Mandi Jenkins, a los medios locales.

La madre del novio declaró que su hijo deberá someterse a varias operaciones tras el accidente.

«Me dieron el anillo de bodas de Aric en una bolsa de plástico en el hospital, cinco horas después de que Sam se lo pusiera en el dedo y se leyeran sus votos. Aric perdió al amor de su vida», dijo.

La pareja se dirigía a su hotel en un carrito de golf muy decorado con las palabras «recién casados» antes de ser embestidos por una conductora en estado de ebriedad.

La sospechosa fue detenida e identificada como Jamie Lee Komoroski, de 25 años de edad. Fue acusada de un cargo de imprudencia H0M❙C❙D❙0 y tres cargos de delito grave de conducción bajo los efectos del alcohol, con resultado de lesiones corporales, según confirman los registros judiciales en línea.

Compartir

Comentarios