Cómo curar la tiña inguinal con remedios caseros

Salud 4729 Visitas

La tiña inguinal, también conocida como tiña crural, es una infección producida por hongos que a zonas como los genitales, los glúteos, las ingles y los muslos internos. Esta afección se produce principalmente por contagio directo con la persona que lo padece o por el uso compartido de prendas o toallas, aunque también influyen otros factores que te hacen ser más propenso como la sudoración excesiva, el sobrepeso o un sistema inmunológico debilitado.

La tiña inguinal es una afección que se caracteriza por tener síntomas como la aparición de erupciones cutáneas en forma de anillo que a su vez, provocan picazón o ardor en la piel afectada. Aunque podemos tratar esta infección con medicamentos antifúngicos recetados por el médico, también podemos emplear algunos tratamientos naturales para acabar con este problema. Por ello, en el siguiente artículo de unCOMO te explicaremos cómo curar la tiña inguinal con remedios caseros.

Cómo curar hongos en las ingles con Neem
El Neem es uno de los remedios más efectivos para combatir la tiña inguinal de forma casera. También es conocido como lila india y es una planta medicinal que cuenta con poderosas propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que ayuda a neutralizar y eliminar los hongos que están provocando esta infección. Además, también contiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a aliviar síntomas como la picazón y el enrojecimiento de la piel. Sigue estas indicaciones para curar la tiña inguinal con Neem:

Preparación y tratamiento

  1. Adquiere el aceite de neem en un herbolario o prepáralo de forma casera.
  2. Añade en un recipiente 1 cucharada de aceite de neem en 6-7 cucharadas de gel de aloe vera y remueve los ingredientes hasta que queden bien diluidos.
  3. Utilizamos el aloe vera ya que cuenta con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.
  4. Una vez tengas preparado el remedio, aplícalo en la piel afectada con unos discos de algodón.
  5. Deja que actúe 10 minutos y luego enjuaga la zona con agua tibia.

Vinagre de manzana para tratar la tiña inguinal
Otra forma de curar la tiña inguinal de forma natural es utilizando vinagre de manzana. Este condimento alimentario es rico en diferentes ácidos lo que le otorga excelentes propiedades antifúngicas que ayudan a eliminar los hongos responsables de la infección. Además, también es un poderoso desinfectante natural que limpia la piel afectada previniendo así la aparición de otras afecciones provocadas por microorganismo.

Preparación y tratamiento
El vinagre de manzana se puede utilizar para quitar hongos mediante 2 tratamientos. Utiliza alguno de los 2 métodos 2 veces al día.

Llena la mitad de un cuenco con vinagre de manzana y la otra mitad de agua mineral y luego remueve bien los ingredientes. Con la ayuda de una gasa, aplica la mezcla en la piel afectada. Deja que el producto se seque.
Si dispones de una bañera en casa, llénala de agua y luego agrega 2-3 tazas de vinagre. Remueve la mezcla y sumérgete en ella durante 20-30 minutos. Cuando salgas del agua, seca bien tu cuerpo.

Ungüento de ajo para eliminar la tiña inguinal
Otro remedio casero para los hongos en la piel de las ingles es el ajo. Este vegetal cuenta una gran riqueza en una sustancia conocida como alicilina, la cual es un poderoso antifúngico que neutraliza estos microorganismos y previene que vuelvan a propagarse. Además, otra propiedad muy útil del ajo es un potente efecto antiinflamatorio que ayuda a aliviar otros síntomas producidos por la tiña crural como la picazón y el enrojecimiento de la piel. Sigue estos pasos para preparar y usar un ungüento de ajo para curar la tiña inguinal:

Preparación y tratamiento

  • Para preparar el ungüento, tendrás que pelar 4 dientes de ajo y luego cortarlos en trozos pequeños para que sea más fácil picarlos.
  • Una vez tengas los ajos picados, añade en el mismo recipiente el suficiente aceite de oliva virgen extra para formar una especie de pasta.
  • Cuando tengas listo el ungüento, aplícalo sobre las zonas afectadas y deja que actúe en ellas durante 20 minutos.
  • Finalmente retira la pasta con abundante agua tibia y luego seca bien la zona.
  • Utiliza este remedio hasta 3 veces al día.

Compartir

Comentarios