Las conmovedoras cartas que el príncipe Felipe le escribió a la princesa Diana demuestran que se puso de su lado durante el divorcio

Noticias 3798 Visitas

Parece que a las malas lenguas les encantan los asuntos de la familia real británica. Por ejemplo, en 1996, la noticia del divorcio entre la princesa Diana y el entonces príncipe Carlos fue la comidilla de la prensa.

En la familia real, los matrimonios se tienen en alta estima y no se suele hablar públicamente de los asuntos matrimoniales. Un divorcio real era algo impensable, hasta que Carlos y Diana hicieron pública la noticia de su divorcio. Pero la noticia no fue tan sorpresiva, ya que a lo largo de los años hubo constantes rumores de que el ahora rey Carlos III había tenido una aventura con su actual esposa, Camila Parker Bowles, cuando todavía estaba casado con Diana.

Diana se mostró muy abierta al hablar sobre los problemas de su matrimonio con Carlos e incluso se enfrentó a Camila por ello en 1989. Diana y Carlos se separaron en 1992, cuando apenas llevaban una década de casados. El asunto ya no podía seguir ocultándose, sobre todo después de que Carlos confesó su infidelidad en 1994. Sin embargo, incluso antes de eso, los seguidores más cercanos a la realeza ya habían intuido lo que estaba pasando.

El matrimonio entre Diana y Carlos llegó a ser tan problemático, que afectó a toda la familia real. Sin embargo, parece que, justo cuando todos parecían darle la espalda a la princesa, el difunto príncipe Felipe se puso de su lado. Sorprendentemente, Felipe y Diana no tenían una relación tan estrecha cuando ella estaba casada con Carlos, así que el hecho de que él se pusiera de su lado resultaba un poco extraño. Se ha informado que él no trataba a Diana con mucha amabilidad antes del divorcio. Sin embargo, esa supuesta falta de amabilidad se revirtió tiempo después.

La princesa Diana fue adorada en todo el mundo por su bondad y su labor humanitaria. Hoy en día su legado sigue vivo, más de dos décadas después de su trágica muerte en 1997, en un accidente de tránsito. Tras su matrimonio con el actual rey Carlos III, Diana recibió elogios y críticas sin precedentes por parte del público, por su condición de miembro de la realeza y por su tumultuosa vida privada.

El nivel de franqueza que mostró Diana con respecto a los problemas de salud mental no solo era muy atípico para la sociedad real británica, sino que también influyó e inspiró mucho al público de su país. Muchos seguidores de la realeza siguen admirando a Diana por la honestidad y la franqueza con las que habló sobre sus problemas y eso dejó un profundo impacto, tanto en la familia real como en la sociedad británica.

La princesa de Gales no solo era querida por el público de su país, sino por gente de todo el mundo. Nació el 1 de julio de 1961 y era la cuarta de cinco hermanos. Desgraciadamente su vida terminó demasiado pronto, ya que falleció en un accidente de tránsito a la temprana edad de 36 años.

A lo largo de su vida utilizó su influencia para hacer el bien, dedicando gran parte de su tiempo a hacer campaña por causas humanitarias que mejoraran sensiblemente la vida de los demás. Se sentó junto a los enfermos, para ayudar a romper el estigma que había sobre enfermedades nuevas para entonces, como el VIH-SIDA. Por esas y otras razones se la conoció como «la princesa del pueblo»: era un faro de luz en la familia real.

Uno de los acontecimientos más trágicos que conmovieron al mundo fue la prematura muerte de Lady Di. Pero ella sigue estando en el corazón de la gente, incluso hoy en día.

Compartir

Comentarios