¿Qué peligros tiene no cambiarse la ropa interior todos los días?

Salud 1367 Visitas

Mucho se habla de la importancia de alimentarse sanamente y hacer actividad física como buenos hábitos para cuidar de la salud, pero no son las únicas prácticas beneficiosas para el ser humano.
De hecho, como parte de la rutina diaria, es fundamental mantener una correcta higiene, que no consiste solo en bañarse todos los días o lavarse las manos cada que tenga oportunidad de hacerlo, también en que las personas sean limpias con sus prendas de vestir, especialmente con la ropa interior.

Su función principal, indican en el portal, es mantener la ropa exterior limpia, puesto que estas prendas contienen el sudor y demás sustancias corporales que se producen en dichas zonas a lo largo del día.

Es así que una buena parte de la población utiliza estas prendas, muchas veces sin prestar mayor atención al cuidado que deben tener con su uso. Justo acerca de esta cuestión, un artículo del diario La Vanguardia explica los principales riesgos de repetir la ropa interior.


Pese a que lo más recomendable es cambiar las bragas (pantaletas, cacheteros o pantis, como se les conoce también popularmente) a diario, no todas las personas lo hacen. Se aconseja no usar dos veces la misma prenda debido a que en ellas se acumula suciedad, sudor y otras secreciones durante el día, lo que puede poner en riesgo la salud.

“Infecciones, irritación, secreción anormal y erupciones cutáneas deberían hacerte pensar dos veces antes de volver a usar la ropa interior durante varios días”, indica Elle Macleman, bioquímica del cuidado de la piel, consultada por el referido medio. Un peligro que no es menor si se tiene en cuenta que los genitales son una zona sensible del cuerpo.


También es una cuestión de estética, puesto que usar la misma prenda interior más de una vez puede generar malos olores que interfieran en el encuentro con la pareja o se puedan percibir a través de la ropa.


Por otra parte, el portal Salud180 indica que se puede provocar otras molestias durante el día, como picazón en la piel, debido a la acumulación de bacterias en la zona. “La terrible sensación de picazón puede ocurrir en cualquier parte de tu piel que use prendas sucias, pero puede volverse especialmente molesto en la zona íntima, provocándote una irritación que te cause tanta molestia que no puedas dejar de rascarte”, añaden desde el medio.

Estas son algunas de las cosas que podrían ocurrirte si no mantienes una buena higiene.

  1. Sarpullido

Es muy fácil generar humedad allí abajo, entonces es aún más fácil que aparezcan sarpullidos. Y eso sí que es desagradable.

  1. Malos olores

Sí, la vagina se limpia sola. Es cierto. Pero el exterior y alrededores no, entonces recuerda siempre bañarte. Idealmente con jabones sin olor, pues son dañinos.

  1. Infecciones

Es muy común que esto pase, y no siempre es por falta de higiene. El estrés, la humedad, y la mala alimentación tienen un rol importante también.

  1. Irritaciones

Así como tus muslos chocan en verano y tienes picazón o dolor por eso, también puede ocurrir más adentro. Por eso debes cambiarte y ocupar calzones bien secos y limpios.

  1. Infección urinaria

Quizás no sabías que tus calzones siempre tendrán residuos de fecas. La suciedad de esto puede pasar a tu vagina, y generar infecciones. Pasar mucho frío también puede provocar infecciones urinarias.

  1. Piojos

Sí, realmente lo peor. La verdad es que no son ocasionados por no cambiarse la ropa pero sí puede aumentar el riesgo. Como ya dijimos: la humedad allí adentro es el lugar perfecto para todo tipo de infecciones.

Compartir

Comentarios