Tengo un bulto en la encía: ¿Qué puede ser y cómo se quita?

Salud 2188 Visitas

Aunque la mayoría de las veces, un bulto en la encía no supone un problema de salud grave, es aconsejable que el dentista lleve a cabo una exploración.

Por eso, si tienes un bulto en la encía será necesaria la valoración de un profesional para saber a qué se debe.

Aunque existen varios tipos de bultos en las encías, podemos decirte que lo más habitual es que este tipo de lesiones estén causadas por un fibroma o a una fístula.

Fibroma
Un fibroma es un bulto duro en la encía, generalmente redondo, que aparece en una zona blanda que está sometida a una irritación constante.

Además de en la encía, los fibromas también pueden presentarse en lengua, labios o cualquier otra parte de la cavidad oral.

Por ejemplo, puede salir en personas que se muerden frecuentemente el labio (mucocele) o en aquellas que llevan una prótesis dental que roza.

Fístula
Una fístula es una abertura en la encía por la que supura el líquido denso de color amarillento o blanquecino, conocido como pus.

Este bulto en la encía con pus es una señal de que existe una infección.

Así, la principal diferencia entre el bulto producido por un fibroma y el ocasionado por una fístula es que el primero no responde a un proceso infeccioso y el segundo sí.

El bulto producido por la fístula puede deberse a varias causas:

Dientes con caries:
Este origen suele detectarse fácilmente, ya que el paciente sufre un dolor considerable en el diente afectado por la caries.

La inflamación en la encía aparece como consecuencia de un absceso en el interior del diente, provocado por la acumulación de bacterias en la raíz.

Dientes mal endodonciados:
Cuando una endodoncia fracasa, se origina una infección que desemboca en una fístula.

Las principales causas por las que se produce una fístula tras una endodoncia se deben a errores o complicaciones en el procedimiento, al no haber eliminado todas las bacterias existentes al inicio o a la reintroducción de bacterias durante el tratamiento.

Muelas del juicio:
También es frecuente que la fístula aparezca cuando están saliendo las muelas del juicio o cordales.

Puede suceder que la pieza dental que intenta salir esté mal posicionada o haciendo daño en la encía, lo que provoca infección y un desagradable dolor de muelas.

Compartir

Comentarios