Absceso cutáneo

Salud 7970 Visitas

Un absceso cutáneo es una acumulación de pus localizada en la piel; puede aparecer en cualquier superficie cutánea. Los signos y síntomas son dolor y edema fluctuante o firme y doloroso. El diagnóstico suele .ai obvio en el examen físico. El tratamiento es la incisión y el drenaje.

Los factores de riesgo para los abscesos cutáneos son los siguientes:

  • Sobrecrecimiento bacteriano
  • Antecedente de traumatismo (particularmente cuando hay un cuerpo extraño)

Signos y síntomas de los abscesos cutáneos

Los abscesos cutáneos son dolororosos, sensibles a la palpación, indurados, y por lo general eritematosos. Tienen tamaño variable, de aproximadamente 1 a 3 cm, aunque a veces son mucho más grandes. Al principio, el edema es firme; más tarde, a medida que se forma una punta, la piel suprayacente se afina y se palpa más fluctuante. El absceso puede entonces drenar espontáneamente. El cuadro se acompaña de celulitis local, linfangitis, linfadenopatías regionales, fiebre y leucocitosis.

Diagnóstico de los abscesos cutáneos

  • Examen
  • Cultivo para identificar SARM


El diagnóstico del absceso cutáneo suele .ai obvio en el examen físico. Se recomienda el cultivo, sobre todo para identificar el SARM.

Los cuadros similares a abscesos cutáneos simples incluyen hidradenitis supurada y quistes epidérmicos rotos. Los quistes epidérmicos (a menudo mal llamados quistes sebáceos) raras veces se infectan; no obstante, la rotura provoca la liberación de queratina hacia la dermis, lo que causa una reacción inflamatoria exagerada que en ocasiones recuerda a un cuadro infeccioso.

Compartir

Comentarios