En la guardería

Noticias 3238 Visitas

Como padres, siempre queremos proteger a nuestros hijos, pero algunas veces, suceden situaciones que desafortunadamente no podemos evitar, como por ejemplo este caso que sucedió en una guardería en Ashford, Kent del Reino Unido.

La gran mayoría de los padres que llevan sus niños a las guarderías, confían en que allí estarán seguros y bien cuidados, lo que es una realidad en la mayoría de los casos pero no en todos. Sin embargo, un accidente o un imprevisto le puede suceder a cualquiera y cambiarlo todo en segundos.

En este caso, un pequeño de tan solo nueve meses de edad, identificado como Oliver Steeper, se atragantó mientras estaba en la guardería, y no pudo seguir respirando de manera normal.

El niño, quien estaba bajo el cuidado de la guardería Jelly Beans Day Nursery, fue llevado al hospital de inmediato para recibir atenciones, pero lamentablemente falleció seis días después.

Las autoridades se encuentran investigando este caso detalladamente, mientras la familia llevaba a cabo el funeral del niño.

En medio de su dolor, el padre de Oliver, Lewis Steeper, expresó que el funeral fue el tributo perfecto a la vida de hijito.

Según sus palabras, declaró: «Tenemos recuerdos muy bonitos, fotos y videos que apreciaremos por siempre. La presencia de Oliver sigue siendo fuerte en nuestra casa, con algunas hermosas fotos ahora colgadas en la pared.»

Nunca dejaremos de amarte, de pensar en ti y el enorme agujero en nuestros corazones nunca se llenará con la alegría que trajiste a nuestra pequeña familia».

La guardería donde ocurrió este lamentable hecho, fue cerrada pocas semanas después del caso.

El regulador de educación y cuidado infantil, Ofsted, decidió suspender el registro a la guardería, que al principio había sido cerrada temporalmente, como medida de precaución por represalias relacionadas con lo sucedido.

Por su parte, Matt Dunkley, presidente de KSCMP, declaró: «La pérdida de un niño es algo terrible y nuestros pensamientos están con la familia de Oliver, los amigos y todos aquellos que lo conocieron».

Todos los casos, donde se pierden vidas y más si son de niños inocentes, son muy lamentables, pero todos nos dejan una lección que aprender. Como padres, nuestro deber siempre será proteger nuestros hijos y educarlos para enfrentar los desafíos de la vida.

¿Como padres de un niño pequeño, qué medidas podemos tomar a la hora de enviarlos a una guardería? Una sugerencia que puede ser de bastante ayuda es, asegurarse de que si usted envía los alimentos que le envíe, sean fácil de digerir para los niños y que estos no sean trozos grandes que puedan atragantarse.

Sin embargo, si la guardería ofrece los alimentos, pregunte qué tipo de alimentos le están dando a sus hijos, para que así, se asegure que no se vaya a atragantar con estos, además, también exija que alguien esté siempre pendiente de que su hijo, ya sea al momento de consumir sus alimentos, o cuando este jugando con cualquier pequeño objeto que pueda llevarse a la boca.

Compartir

Comentarios