A su hija de 3 años.

Uncategorized 2531 Visitas

Nos llega otra trag3dia muy lamentable y que causa mucha consternación, ya que se trata de una madre le quitó la vida a su pequeña hija de tan solo 3 años de edad. Esto sucedió en la localidad de La colonia Nueva Jerusalén de Tegucigalpa en Honduras.

La pequeña, llevaba por nombre Mía Monserrath Álvarez, mientras que la madre la madre fue identificada como Daysi Estefanía Álvarez Montoya de 22 años de edad.

Según los primeros informes oficiales de este caso, quien encontró el cuerpo sin vida de Mía Monserrath tirado en el suelo de la casa, fue la madre de Daysi (la abuela de la niña).

La abuela desesperada al encontrarse con esta escena de su pequeña nieta, empezó a buscar a su hija Daysi (la madre de la niña) por todos lados, pero estaba encerrada en una habitación de la casa tratando de acabar con su propia vida después de lo quehabia hecho con su hija.

Los vecinos llamaron a las autoridades inmediatamente, quienes al llegar al lugar de los hechos, se encontraron con la desgarradora escena de la niña sin vida. También procedieron a detener a la madre, quien ya se había hecho pequeñas cortaduras en el cuello con un cuchill0.

Según revelaciones de los familiares, la niña perdió la vida por un golpe contundente que recibió en la cabeza. Aún se está a la espera del reporte oficial que determine la causa de muerte por parte de la Medicina Forense .

El abuelo, quien se encuentra muy consternado dijo: “Medicina Forense va a realizar los exámenes a la niña, y a mi hija que le apliquen lo que le tienen que aplicar”.

A la casa llegaron familiares y vecinos, allí se vivía un ambiente muy triste, ya que todos lloraban desconsolados sin entender lo ocurrido. Todos describieron a la niña como una pequeña muy alegre y aseguraron que nunca se imaginaron que su madre le haría algo así.

Una maestra de la iglesia donde asistía la menor con su familia, declaró que a la niña le gustaba mucho danzar con las alabanzas en el centro religioso y también se mostró sorprendida ante los hechos.

Compartir

Comentarios