El nuevo reto viral que detecta problemas de visión: “¿Qué cifra ves en esta imagen?”

Test 1586 Visitas

En las últimas horas está circulando por Twitter este nuevo desafío que diagnostica tu capacidad visual y te dice si necesitas gafas o no

Entre la infinidad de retos virales que circulan a través de las redes sociales, aparece este nuevo desafío visual. Se trata de una imagen distorsionada que encierra una cifra en su interior; dependiendo de la que veas podrás saber si padeces problemas de visión o no.

Las posibles secuencias de cifras que el usuario puede intuir varían desde el «3246» relacionado con el astigmatismo y miopía, el «3240» si solo padeces astigmatismo, «1246» miopía y «1240» si tienes una visión saludable y correcta.

Los oftalmólogos alertan

Varios profesionales de la oftalmología han alertado sobre esta ilusión óptica. Ellos advierten de que la imagen no cuenta con la fiabilidad suficiente como para diagnosticar los distintos problemas visuales.

Por tanto, este challenge no deja de ser más que un pasatiempo y se recomienda acudir a un profesional para que evalúe de una manera segura nuestra capacidad visual

Definiciones a saber

MIOPÍA

La miopía comporta una mala visión de lejos con visión conservada en la actividad próxima. En los ojos miopes los rayos de luz convergen por delante de la retina provocando el desenfoque de la imagen.

La miopía no se puede compensar mediante ningún esfuerzo, por eso las personas con miopía siempre ven mal de lejos.

Por otra parte la miopía puede aumentar con el desarrollo del niño, si al crecer el niño aumenta la longitud ocular (longitud axial) aumentará la miopía.

La miopía se corrige mediante lentes divergentes, en gafas o lentillas.

HIPERMETROPÍA

En la hipermetropía los rayos de luz procedentes de los objetos se cruzan por detrás de la retina. Esto es debido bien a que la longitud axial del globo ocular es más corta o bien a que el poder dióptrico del ojo es insuficiente.

La hipermetropía, al contrario que la miopía, puede ser compensada en parte al aumentar el cristalino su poder dióptrico. Así en el caso de hipermetropías moderadas o leves no se producirá mala visón debido a que el cristalino aumentará la capacidad dióptrica haciendo converger los rayos de luz y que de esa manera se enfoquen sobre la retina sin producir visión borrosa. Pero este esfuerzo acomodativo constante puede derivar en otros problemas como dolor de cabeza, cansancio ocular, rechazo a la lectura o incluso estrabismo. En los casos de hipermetropía elevada el cristalino no puede compensar todo el defecto y entonces se producirá visión borrosa tanto de lejos como de cerca.

La hipermetropía no aumenta con el desarrollo del niño, si no todo lo contrario, puede disminuir con el crecimiento del niño si se produce aumento de la longitud del globo ocular.

La hipermetropía se corrige mediante lentes convergentes, ya sea en gafas o lentillas.

ASTIGMATISMO

Las superficies dióptricas del ojo (córnea y cristalino) deben tener la misma capacidad de convergencia en todos su ejes. Es decir, la córnea debe tener la misma curvatura en todos sus ejes. Si no es así, por ejemplo, cuando el eje vertical de la cornea es más curvo que el eje horizontal , se produce una asimetría que comportará un astigmatismo.

El astigmatismo provoca una imagen desenfocada de los objetos (“rebordes mal definidos”) tanto en visión lejana como próxima.

El astigmatismo no suele variar con el crecimiento, pero si su miopía o hipermetropía asociadas.

En algunas ocasiones se observa progresión del astigmatismo, en tales casos se deben descartar enfermedades progresivas de la córnea como el queratocono mediante la realización de topografías corneales y controles periódicos de refracción y valoración de superficie corneal.

Compartir

Comentarios