9 formas de bajar los picos de azúcar alta en la sangre

Salud 9460 Visitas
  • Medio vaso de zumo de fruta o refresco azucarado sin alcohol.
  • 3 o 4 galletas.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar.
  • 1 cucharada sopera de miel.
  • 2 o 3 pastillas de glucosa.

Para poder reaccionar a tiempo ante estas situaciones, Moreno recuerda que “es imprescindible llevar siempre encima una o dos dosis (10 gramos) de hidratos simples cuya absorción es la más rápida que puede hacer el organismo, como el azúcar, o el glucosport (glucosa en monodosis),un producto muy bueno para elevar la glucosa en sangre”.

Tras la ingesta es recomendable que se realice un nuevo análisis de glucemia, y si permanece en niveles bajos el paciente debe tomar hidratos complejos (pan legumbres, pastas, arroz, sopa, patata, maíz y cereales), que son absorbidos de manera más lenta por el organismo.

El paciente puede sufrir inconsciencia, obnubilación o convulsiones debido a la hipoglucemia, algo que, según Moreno “ocurre raramente, debido a que los síntomas avisan claramente con la suficiente antelación”.

En estos casos, es muy urgente suministrar al paciente glucagón, una hormona que produce el efecto contrario a la insulina: aumenta la cantidad de glucosa en sangre de la manera más rápida, por vía subcutánea o intramuscular. Hay que tener la previsión de pedir esta hormona al médico, porque se vende solo con receta médica.

Hiperglucemia o subida de azúcar

La hiperglucemia, o glucosa elevada en sangre, se produce cuando los niveles ascienden por encima de lo normal. «Se presenta de una forma más paulatina y lenta que la hipoglucemia, ya que la subida de glucosa en sangre nunca es tan súbita. Aunque si se produce de forma prolongada puede desencadenar en un coma hiperosmolar» (niveles extremos de sodio y glucosa en sangre), advierte Moreno.

Además, los análisis de glucemia diarios que se hacen al paciente avisan con la suficiente antelación.

Los síntomas

Los síntomas se manifiestan en forma de sudores fríos, aumento de la sed, convulsiones, letargos, náuseas, aumento de las ganas de orinar y debilidad generalizada.

No asustarse, relajarse e hidratarse con 1-2 litros de agua son las respuestas más eficaces para solventar estos episodios

Cómo evitar las complicaciones crónicas

Debido a las alteraciones metabólicas que produce la diabetes a lo largo del tiempo, los pacientes se exponen a una serie de complicaciones circulatorias y nerviosas que pueden llegar a desencadenar problemas muy serios.

Las circulatorias pueden originar problemas macrovasculares en el corazón, cerebro y piernas, y/o microvasculares en la vista (retinopatía diabética) y los riñones (nefropatía diabética).

Para combatir estas posibles complicaciones es necesario que el diabético elimine el consumo de tabaco, mantenga una dieta baja en grasas y un buen control de la tensión, la glucosa, los triglicéridos y el colesterol.

Las complicaciones que afectan al sistema nervioso pueden desencadenar problemas como: disfunción eréctil en el hombre, problemas en el intestino, entumecimiento parte inferior de las piernas, ciáticas, problemas renales, etc.

Referencia: https://cuidadores.unir.net/

Pages: 1 2 3 4 5
Compartir

Comentarios