7 señales de que TIENES PREDIABETES, cómo detectarla y cómo controlarla

Salud 1505 Visitas

Peso. El sobrepeso es un factor de riesgo importante de la prediabetes. Cuanto más tejido graso tengas, especialmente en el músculo y la piel que rodean el abdomen, y entre ambos, más resistentes a la insulina se volverán las células.

Tamaño de la cintura. Un tamaño de cintura grande puede indicar resistencia a la insulina. El riesgo de resistencia a la insulina aumenta en los hombres con cinturas de más de 40 pulgadas (100 cm) y en las mujeres con cinturas de más de 35 pulgadas (90 cm).

Alimentación. Comer carne roja y carne procesada, y beber bebidas endulzadas con azúcar, se asocia con un mayor riesgo de prediabetes. Una dieta alta en frutas, vegetales, frutos secos, cereales integrales y aceite de oliva se asocia con un menor riesgo de prediabetes.

Inactividad. Cuanto menos activo seas, mayor será el riesgo de prediabetes. La actividad física te ayuda a controlar tu peso, consume glucosa para generar energía y hace que el cuerpo utilice la insulina de manera más eficaz.

Edad. Aunque la diabetes puede desarrollarse a cualquier edad, el riesgo de prediabetes aumenta después de los 45 años.

Antecedentes familiares. El riesgo de prediabetes aumenta si tu padre, tu madre o un hermano tienen diabetes tipo 2.

Raza. Aunque no está clara la causa, las personas de determinadas razas, incluidos afroamericanos, hispanos, nativos americanos, asiáticos americanos e isleños del Pacífico, son más propensos a desarrollar prediabetes.

Diabetes gestacional. Si tuviste diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional), tú y tu hijo corren un mayor riesgo de desarrollar prediabetes. Si has tenido diabetes gestacional, es probable que el médico te controle los niveles de glucosa sanguínea al menos una vez cada tres años.

Síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres con esta afección común, caracterizada por períodos menstruales irregulares, exceso de crecimiento del vello y obesidad, tienen un mayor riesgo de prediabetes.

Sueño. Las personas con apnea obstructiva del sueño, una afección que produce interrupciones repetidas del sueño, tienen un mayor riesgo de resistencia a la insulina.

Humo de tabaco. El tabaquismo puede aumentar la resistencia a la insulina. Los fumadores también parecen acumular más peso en la parte media.

Otras afecciones asociadas con la prediabetes incluyen:

Hipertensión arterial

Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés) que se unen al colesterol, el colesterol «bueno»

Niveles altos de triglicéridos, un tipo de grasa de la sangre

Cuando estas afecciones ocurren junto con la obesidad, se asocian con la resistencia a la insulina.

La combinación de tres o más de estas afecciones generalmente se denomina síndrome metabólico.

Complicaciones

La consecuencia más grave de la prediabetes es la progresión a la diabetes tipo 2. Esto se debe a que la diabetes tipo 2 puede llevar a lo siguiente:

  • Hipertensión arterial
  • Colesterol alto
  • Enfermedad cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Enfermedad renal
  • Daño en los nervios
  • Problemas de visión, posiblemente pérdida de visión
  • Amputaciones

La prediabetes se ha relacionado con ataques cardíacos no reconocidos (silenciosos) y puede dañar los riñones, incluso si no ha progresado a la diabetes tipo 2.

Prevención

Un estilo de vida saludable puede ayudarte a prevenir la prediabetes y su progresión a diabetes tipo 2, aunque tengas antecedentes familiares de diabetes. Intenta lo siguiente:

Consumir alimentos saludables

  • Hacer al menos 150 minutos de actividad física aeróbica moderada a la semana, o unos 30 minutos la mayoría de los días de la semana
  • Bajar el exceso de peso
  • Controlar tu presión arterial y el colesterol
  • No fumar

Referencia: https://www.mayoclinic.org/

Pages: 1 2 3
Compartir

Comentarios