5 POSTURAS PARA RETARDAR LA EYACULACIÓN

Uncategorized 10683 Visitas

Durante el sexo, normalmente la mujer tarda un poco más que el hombre en alcanzar la excitación y también en llegar al orgasmo. Es comprensible que este escenario pueda dar lugar a problemas en el dormitorio… pero no tiene por qué ser así.

Si quieres disfrutar de mejores encuentros con tu pareja, prueba estas 5 posturas sexuales para retardar la eyaculación y ayúdale a durar más tiempo. ¡Verás como ambos quedáis satisfechos!

Pero no basta solo con probar con estas posiciones. Además, dedicarle tiempo a los preliminares y aderezar el rato con juegos sexuales puede también ser de ayuda para asegurar que vuestro tiempo juntos sea relajante, excitante y divertido.

1 La cucharita
La cucharita es la postura que mejor retrasa la eyaculación masculina. Ambos debéis poneros de lado, y él penetrará desde atrás. Esta postura provoca una penetración poco profunda y, además, obliga a que los movimientos sean lentos.

Sin duda, será ideal para poder disfrutar de la relación y hacer que él aguante un poco más.

2 El perrito
Se trata de una postura que todo el mundo conoce, pues si bien no la ha practicado, es una postura muy habitual de ver en los medios. La pareja debe ponerse a cuatro patas y él penetrará desde atrás, apoyado sobre sus rodillas.

Se trata de una postura que a muchos hombres les excita mucho, y puede jugar en contra de la eyaculación precoz. Para procurar que sea una de las posturas que retrasan la eyaculación precoz, la pareja puede ir agachándose hasta estar tumbada sobre la superficie. Esta modificación garantizará el efecto.

3 Sentados en el borde de la cama o silla
Mientras él está sentado en el borde de la cama o en una silla, la pareja se colocará encima y rodeará le rodeará con las piernas. Además de ser una de las 5 posturas que retrasan la eyaculación, garantizará el acercamiento en pareja. Fomentará la conexión romántica y pasional entre vosotros.

4 La cruz
En la posición de la cruz, la pareja debe estar bocarriba con una pierna estirada y la otra flexionada. Él estará sentado encima del muslo de la pierna estirada, y penetrará desde allí. Aunque será profunda, los movimientos deberán ser lentos, lo que retrasa la eyaculación masculina.

5 Encima llevando el control
¡Simple y muy excitante! La pareja se pondrá encima de él y controlará los movimientos. Se trata de una postura que retrasa la eyaculación masculina y que, además, es realmente excitante para ellos.

Si quieres evitar que los movimientos sean muy rápidos, prueba a inclinarte sobre él. Además de reducir la fuerza de la penetración, podrás encontrar estimulación en el punto G. ¡Todo son ventajas!

Compartir

Comentarios